Sobre La Otra Fantasía Medieval

Hacía mucho que no escribía en el blog. Me gustaría decir que ha sido porque he estado liado, no he tenido tiempo y me he estado centrando en la novela en la que ando trabajando. Y vaya, ha sido por eso.

No soy muy constante todavía en esto de los blogs y demás, pero ya que lo tengo, me gustaría darle uso. Ayer, la compañera Laura Morán Iglesias, propuso una idea bastante interesante en lo referente a La Otra Fantasía Medieval. ¿Cómo? ¿Qué no sabes lo que es? En resumidas cuentas, La Otra Fantasía Medieval, es un conjunto de relatos hechos con una premisa clara: Un mundo medieval fantástico que no sea machista.

Si eres de los que todavía cree que en el género de la fantasía medieval no existe el machismo, te recomiendo que eches un ojo al enlace para que comiences a entender qué diablos está pasando aquí. Resumiendo: todo lo que has consumido hasta ahora, en su gran mayoría (por no decir todo) es machista. A un nivel mayor, o menor, pero machista al fin y al cabo. Tranquilo que el mundo no se acaba (aunque tal y como vamos, tampoco lo tengo yo muy claro), que de todo se sale y en peores nos las hemos visto.

Al enterarme de la iniciativa, sin dudarlo, quise participar. Escribí mi relato y hace algún tiempo se me informó de que había sido escogido para formar parte de todo esto. Como decía al principio, ayer Laura comentó una idea que me pareció interesante. Propuso que todos los autores que participamos en esta idea, explicásemos qué supuso para nosotros crear un mundo con la premisa de que no podía ser un mundo machista. Y creo que es una buena oportunidad para tratar ciertos temas y contar algunas cosas que pueden seros de interés.

Si todo esto de La Otra Fantasía Medieval no te parece una buena iniciativa, lo ves como algo ridículo, sin sentido o crees que todo esto es una exageración por parte de una organización feminista oscura, que trata de radicalizar todo con sus ideas locas y exageradas para hacerse con los medios de producción y dominar el mundo al grito de: “machete al machote”, te pido una cosa. Abandona este blog. Y si por algún casual, un día ves mi nombre en un libro, te agradecería que no lo compraras. Porque ten por seguro, que en cuanto me leas, sabrás que formo parte de esta oscura organización que trata de acabar con tu mundo.

giphy
Ríete tú de Sauron

Me gustaría empezar hablando de mi experiencia en esta iniciativa con una pequeña puntualización. Yo soy machista. Vale, sé que dicho así suena muy raro, pero no lo es tanto si lo piensas un poco. Cuando digo que yo soy machista, me refiero a que yo he crecido en un mundo machista. Me he criado con valores en los que yo, como hombre blanco y heterosexual, dispongo de una posición dominante. Y sí, soy consciente de ello. Pero eso no significa que no vea la realidad. Me he dado cuenta de que la mayoría de mis acciones y pensamientos estaban condicionados por esta educación machista. Yo no tengo la culpa de haberla recibido. En el fondo, se podría decir que soy una víctima más, pero creo que está en cada uno de nosotros, el hacer frente a ese monstruo que llevamos dentro. Y por eso, La Otra Fantasía Medieval me ha sido de gran ayuda, tanto a nivel literario, como a nivel personal.

Lo primero que hice al plantearme el relato que escribí fue decir: Vale, fácil. Escribe como siempre has escrito y todo irá bien. Tú no eres machista, por lo que no habrá problema.

Error.

Tengo tan arraigado todos esos mundos fantásticos con los que me he criado, que a veces es complicado ser consciente de que todo eso es machista. Mi primera batalla en el relato, fue darme cuenta de hasta qué punto estaba yo influido por el machismo. Y cuando te das cuenta de que todo lo que piensas y has pensado siempre, lo está, se vuelve complicado. En el sentido de que tenía que tratar de pensar con una nueva perspectiva. Tratar de separarme de algo que había crecido conmigo, reconocer que era erróneo, y cambiarlo. Y es un proceso complejo. Creo que ahí fui consciente más que nunca, del problema que tenemos todos a nivel individual. Yo no quería hacer un mundo machista. Conocía la premisa de la iniciativa, pero ese monstruo de mi interior siempre salía a relucir. Daba vueltas una y otra vez a mis ideas, y siempre terminaba encontrando algo que chocaba con lo que trataba de hacer. ¿Cómo puede costarme tanto? Pensaba yo. Mis intenciones eran buenas, pero desgraciadamente antes de poder llevarlas a cabo debía luchar contra mí mismo. Y creo que esta experiencia me ha enseñado que la verdadera batalla reside dentro de cada uno de nosotros. Descubrir, aceptar y reconstruir lo que uno es, me parece un proceso tremendamente complejo. Pero cuando te enfrentas a ello, es increíblemente enriquecedor. Cuando tomas conciencia del problema, comienzas a ver la verdad en lo que tienes alrededor. Y la verdad, como de costumbre, suele escocer bastante.

Os aseguro que el camino que tuve que recorrer para poder crear todo el mundo que creé (del cual no muestro apenas nada), no fue fácil. No es fácil, no es agradable descubrir las cosas malas que tienes, pero es necesario. ¿Y sabéis lo que ocurre, cuando te enfrentas a tus demonios y dejas en evidencia tus errores y defectos? Creces. Te vuelves fuerte, te vuelves un poquito más sabio de lo que eras antes. Comienzas  a comprender el problema y todo ese bloqueo, toda esa sensación amarga y ácida que tenías, desaparece. Y entonces, pude comenzar a crear. Pude crear porque en el fondo, toda esta experiencia me llevó a enfrentarme a lo que siempre había temido saber. La verdad. Conocer que yo, que me consideraba un paladín de la igualdad, un defensor de la justicia y de los derechos, no era tan puro como creía. Me di cuenta de que estaba infectado con todas esas ideas que siempre había considerado como válidas. Porque para mí la fantasía siempre ha sido un pilar importante. Toda mi vida gira en torno a esto, desde libros, hasta películas, videojuegos, etc. Todo lo que me gusta, lo que hago y lo que siento, está basado en ello. Y reconozco que el enfrentarme a esto, supuso una bofetada de realidad.

 Escribir este relato me ha enseñado cosas de mí mismo que desconocía. Tanto buenas, como malas. Y creo que es una de las cosas de las que más orgulloso me siento, porque día tras día continúo luchando contra esos demonios que tratan de tomar de nuevo el control. Y día tras día, me vuelvo un poquito más sabio. Puede que cometa errores, diga cosas equivocadas o incluso ahora mismo esté pensando cosas que no son correctas. Pero lo importante es que ahora conozco un poco más el problema, y lucho por solucionarlo. Creo que si todos hicieran un mínimo esfuerzo, las cosas cambiarían drásticamente.

Pero conozco a muy pocos que estén dispuesto a ello, desgraciadamente.

Y ya puestos a cambiar cosas, ¡a ver si empiezo a ser más constante en el blog!

¡Hasta la próxima!

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Sobre La Otra Fantasía Medieval

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s